QUE NOS DIFERENCIA DE OTRAS TÉCNICAS DE ESTIMULACIÓN AUDITIVA

Altomtomatis somos una Asociación Profesional sin ánimo de lucro de terapeutas formados directamente por el Dr. Tomatís o por su alumnos directos que aplicamos, durante las Sesiones de Escucha en nuestros Centros Asociados, la Neuroestimulación Sensorial o Pedagogía de la Escucha según el Dr. Tomatís, a las personas que lo necesitan sin límites de edad. Desde antes de nacer, (preparación a la maternidad), neonatos en situación difícil, niños en edad escolar, jóvenes y adultos en diversas situaciones y con diferentes objetivos.

Comenzamos siempre nuestra relación terapéutica mediante una entrevista inicial que nos permite establecer la situación de nuestros clientes.

Cuando hacemos un Test de Escucha, lo que buscamos es la capacidad que tiene el sujeto de analizar, de forma voluntaria y prestando atención, los estímulos auditivos. Las desarmonías, errores, faltas de paralelismo, umbrales bajos, asimetrías, inversiones de las curvas de escucha, etc. son indicadores que nos señalan puntos difíciles o posibles generadores de conflictos en la capacidad de escucha de esa persona. El Test de Escucha también nos da información sobre la congruencia en la actitud social, su imagen social y la vivencia interior de la persona. Bajo la supervisión del terapeuta Tomatís ayudamos a nuestros clientes a solucionar sus dificultades o alcanzar sus objetivos.

El Oído Electrónico actual, fabricado por Besson of Switzerland en Suiza según las indicaciones del Dr. Tomatís, es una máquina especial, con tratamiento analógico del sonido, muy cercana a la fisiología del oído humano, realizada con las últimas innovaciones electrónicas. Consideramos irrenunciable el tratamiento analógico del sonido para lograr una reeducación fisiológica y duradera. Una máquina digital no se puede comparar cuando se trata de realizar una reeducación neurosensorial.

Los socios de ALTOMTOMATÍS somos conscientes del enorme valor del legado del Dr. Tomatís y de las exigencias, tanto técnicas como profesionales, que ello comporta, pero también somos conscientes de la enorme eficacia y la satisfacción del trabajo bien hecho. Sabemos, por ejemplos que se dan a nuestro alrededor, que los atajos en tecnología, en tiempo o en esfuerzo personal del terapeuta, no siempre llevan a alcanzar las metas propuestas y nuestra experiencia nos confirma que los caminos probados son mucho más seguros y eficaces que las novedades estrella que aparecen y desaparecen con tanta rapidez y cuya eficacia solo se apoya en la publicidad de sus promotores.

Ofrecemos a nuestros clientes una metodología de trabajo que aúna los últimos adelantos electrónicos, con el saber hacer terapéutico acumulado en todos estos años y no pretendemos proponer simplificaciones maravillosas cuyos resultados consideramos, cuando menos, inciertos.